Entrevista a Manos Mañosillas

¿Por qué te decidiste a iniciar el blog?
Llega un momento en la vida en que necesitas volver a ilusionarte. Todo a tu alrededor, familia, trabajo, amistades… fluye independientemente de ti y la vida se vuelve más rutina que disfrute. Siempre me habían gustado mucho las manualidades en general y el scrapbooking en particular, y pensé en escribir sobre eso… Disfruté mucho pensando en un buen nombre, un estilo, una imagen… Preparé un auténtico manual de Imagen corporativa trabajando cada detalle. Fue muy divertido, y una vez puesto sobre el papel me tiré a la piscina e inicié el proyecto de Manos Mañosillas. No tenía ni idea de por dónde empezar, pero poco a poco he ido mejorando el diseño, la forma de escribir y sobre todo las fotos. Pensando precisamente en la manera de mejorarlas pensé en tener una “mascota” y entonces conocí a Cheli Scrappera, la vi colgado en una juguetería desnudita y miope y me la llevé a casa, la vestí y le hice las gafas y un montón de complementos y accesorios que va aumentando con el tiempo. De manera que empezó siendo una mascota y a día de hoy es el alma de Manos Mañosillas y mi inseparable compañera de viaje en este proyecto.

¿Cuál es el propósito del blog?
El único propósito de este blog es compartir mi hobbie… sin más, y ayudar si puedo. A menudo publico tutoriales, ideas de organización de materiales,… que eso creo que hace mucha falta porque a las Scrapperas se nos va la mano con el material (sea comprado o reciclado) y cualquier idea que a alguna le funciona nos viene muy bien.
Quiero seguir aprendiendo técnicas nuevas; seguir haciendo nuevos proyectos, creando y dejando rienda suelta a mi imaginación… para poder compartirlas con quien quiera leerme. Y si le doy una idea alguien para un regalo, para poner unas fotos, Cheli y yo nos damos por satisfechas.

¿Alguna experiencia o anécdota destacable como blogger?
Unas cuantas podría contarte… pero te cuento la que creo que es la mejor:
En agosto del año pasado a Cheli le apeteció hacer bicicleta de montaña por el pirineo, entre otros deportes de riesgo, y publiqué un apunte en el “Eco Pirenáico”, te pongo la foto. Pues me debió quedar muy profesional, porque un montón de gente me preguntó por ese periódico, que cómo se habían puesto en contacto conmigo, que dónde lo vendían, que si era digital… fue divertido.
Con Cheli podría contarte unas cuantas, porque es un “culo inquieto” y se apunta a un bombardeo… Ahora que tiene sus propias redes sociales mantiene verdaderas conversaciones con un montón de gente, conocida y amigos virtuales. Está tan humanizada que algunos tardaron un tiempo en darse cuenta de que es una oveja de peluche, jeje.

¿Qué esperas del blog en el futuro?
Espero poder seguir manteniéndolo y alimentándolo, porque no pensaba yo que hubiera que invertir tanto tiempo. Hacer cada proyecto, las fotos, pensar el texto, revisarlo y publicarlo… compartirlo en Redes sociales. Al principio intenté hacerlo cada domingo, pero me empezó a estresar y preferí publicar un post o dos al mes.
No pretendo monetizarlo ni nada por el estilo. Manos Mañosillas me ha dado la oportunidad de conocer a personas con mis mismas aficiones, gente muy buena en general, que de otro modo no hubiera conocido. Sí que es verdad que ahora se me conoce un poco más, un par de veces me han reconocido en el tranvía, aunque supongo que más por mi página de Facebook que por el Blog en sí, pero ojo, soy “la de la oveja” o “la mamá de Cheli”…, jeje.

¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog?
Soy una cincuentañera casada, y madre de una hija de 18 años. Tengo mi trabajo, soy funcionaria del Estado, y no me gusta ver la televisión. De ahí saco el tiempo para Manos Mañosillas.
Me encanta aprender cosas nuevas y mi cerebro está en constante efervescencia… siempre estoy apuntando ideas que me asaltan en cuanto no estoy concentrada en algo. Las manualidades me relajan y me estimulan a la vez. Soy detallista y perfeccionista, eso no siempre es bueno, porque me exijo mucho, a veces demasiado. Y me apasionan los retos… Por eso empecé con esto; por eso Cheli empezó teniendo un pequeño baúl para sus cosas y ahora tiene un cajón grandísimo de estos bajo cama…

¿Qué dirías a los bloggers que empiezan?
A ver, todo depende de la motivación para iniciarte en esto. Si es para tener un negocio o conseguir unos ingresos o si es como llevar un diario de los de toda la vida pero público, como es mi caso. Un consejo bueno para cualquier caso es no desanimarse, aunque haya post con 7 visitas de las cuales 5 son amigos íntimos tuyos, que eso pasa, jeje. Perseverancia, constancia y mejora constante. Pero sobre todo no perder la ilusión y hacerlo con cariño… eso es algo que se transmite a las personas que te leen y les motiva para seguir haciéndolo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *